RSSCategory: Comer Sano

Mi Experiencia con la Pérdida de Peso

Mi Experiencia con la Pérdida de Peso

Hola!

En relación a la foto que colguéen Instagram, habéis sido muchas las que me habéis preguntado acerca de qué he hecho para perder peso y demás, así que pensé que la mejor manera de responderlo era preparando un post. Evidentemente, yo no soy nutricionista, todo lo que voy a contar se basa en MI experiencia, pero cada cuerpo y cada persona son un mundo completamente distinto. Personalmente, no soy nada amiga de los fanatismos con las dietas y el ejercicio, la línea entre estar sano y obsesionado es muy fina, y yo suelo intentar alejarme bastante de ella xD

Mis pantalones viejos, talla 54 de Asos Curve

Antes de comenzar, os pongo en situación. Yo soy una persona con muchísima tendencia a engordar, gracias a mis queridos genes paternos xD. Reconozco que cuando me propongo seriamente adelgazar, tengo bastante facilidad, pero también es cierto que engordo rapidísimo.

He probado mil dietas, mil maneras de combinar alimentos y mil cosas y al final, he asumido que una persona gorda nunca jamás deja de serlo. Yo he sido gorda toda mi vida, y aunque consiga mi peso ideal, nunca voy a poder dejar de cuidar mucho mi alimentación. Con esto quiero decir que hacer una dieta no es simplemente el hecho de hacerla y cuando logras tu objetivo dejarla, lo mas importante bajo mi punto de vista es aprender a llevar una alimentación sana y sobre todo, equilibrada.

MI EXPERIENCIA:

Como os comentaba, gran parte de mi vida he estado bastante por encima de mi peso ideal, especialmente los últimos 3 años, en los que gané muchísimo peso y me abandoné bastante en ese aspecto. Querer adelgazar no es una cuestión puramente estética, es un asunto de salud. Me di cuenta de que estar obeso no es una tontería, es una enfermedad grave y tenía que atajarlo. Era incapaz de subir una cuesta o caminar media hora sin asfixiarme, y eso no podía ser.

Mi punto de inflexión fue la Navidad pasada, cuando realmente fui consciente de mi situación y supe que debía atajar pero ya. Como os dije antes, toda mi vida he sido gorda y he probado mil maneras de comer, así que he sacado mis propias conclusiones. Esta es MI manera de hacer las cosas y la que a mi me funciona, no quiero que nadie piense que le estoy diciendo lo que tiene que hacer; y tampoco entro en si está bien o mal, es mi método y a mi me va bien. (No juzgues y no serás juzgado, que se suele decir xD). Esta es la recopilación de las pautas psicológicas y alimenticias que yo me he impuesto y sigo:

MOTIVACIÓN:

· Ser consciente de la gravedad de estar obeso. La obesidad es una enfermedad mucho mas grave de lo que tendemos a pensar, es malo para el corazón, para los pulmones, los huesos y articulaciones, etc. Mi motivación principal fue dejar de pensar que estaba gorda y punto, en realidad estaba enferma y no quería estarlo mas. Santo dios, con 22 años era incapaz de dar cuatro pasos sin ahogarme, por no hablar de la ropa, con la que tenía dos opciones: Vestirme de señora mayor o de cantante de góspel.

· Trabajar la fuerza de voluntad. Esto es esencial para ser capaz de llegar al objetivo que te marcas. Yo trabajo en el mundo de la imagen y soy muy consciente del poder que esta tiene. Sé qué imagen quiero dar y sé que conseguirlo me va a costar muchísimo, pero también se que tengo que hacerlo. Sinceramente (y siento la expresión), estar gordo es una mierda, a nadie le gusta no poder comprarse la ropa que quiere y vivir con un complejo constante. Tener que tomar la decisión de cortar de raíz con muchos hábitos de alimentación es una verdadera putada, pero es lo que hay; por estética y sobre todo por salud.

· Comprender que quien nunca ha sido gordo jamás te entenderá. Parece una tontería, pero es un paso muy importante. Muchas veces, la gente que no tiene problemas de peso suele hacer comentarios o afirmaciones que cuando estás en un proceso de adelgazamiento sientan bastante mal, al menos a mi. Pero llegó un punto en el que me di cuenta de que si nunca has vivido algo así, no tienes ni idea de lo que hablas, así que directamente hago caso omiso.

· Pensar a largo plazo. Es muy importante ser realista y saber que adelgazar es un proceso largo, lento y muy duro. Se progresa despacio, y yo muchas veces me desanimaba y me sigo desanimando. Puede parecer una tontería, pero ahora miro fotos viejas o me pruebo los pantalones mas grandes que tengo y me siento tan orgullosa de lo que he conseguido que no me importa comer merluza hervida en vez de pizza xD. El orgullo de poder decir “He adelgazado X kilos” y de que la gente que conoces te diga lo mucho que se te nota, lo bien que te ven… Es tremendo, de verdad.

· Buscar inhibidores de la ansiedad, me explico. Mi gran problema respecto al peso ha sido siempre la ansiedad, soy una persona muy nerviosa y esto se refleja en el comer. Ahora, intento buscar cosas como infusiones calientes o caramelos de goma sin azúcar que me ayuden a calmarla. Estos últimos son una buena arma, ya que al ser blandos y poder masticarlos, me calman bastante la necesidad de comer.

· No ser excesivamente restrictivo, puesto que puede tener el efecto contrario al que se desea. Yo se que estoy en un proceso de corregir mis errores en cuanto a la alimentación, y sé que no puedo volver al ritmo de comer mal que tenía antes; pero si un sábado salgo y quiero comerme un bocadillo, me lo como. Eso si, pienso que me puedo permitir comerme un bocadillo un día puntual y que no debe convertirse en algo habitual. También, dentro del capricho, sé que no puedo venirme arriba y ponerme como las grecas xD Si quiero pizza, me como dos porciones, no la pizza entera.

ALIMENTACIÓN:

· Abandonar el pan. Es muy duro, y se que en muchos regímenes de adelgazamiento se indica que debe comerse pan, pero yo soy incapaz de comerme un trozo pequeño de pan, tengo que comerme media barra; así que lo que he hecho ha sido dejar de comerlo.

· No tomar postre. El postre es un cebatil, quiero decir, es realmente necesario? La gente con sobrepeso suele abusar y mucho de dulces en los postres. Yo ahora como, me tomo una infusión o un café y me quedo tan a gusto.

· Tomar muy pocos lácteos. Somos el único mamífero que toma leche después del periodo de lactancia, y además, de otro animal con unas características físicas y unas necesidades nutricionales completamente distintas a las nuestras; no os parece una locura? Por si fuera poco, en mi caso está comprobadísimo que los lácteos me producen acné. Por eso mismo, me tomo un café con muy poca leche desnatada por la mañana y de vez en cuando algún yogur natural.

· Comer muy poca fruta. Esto puede parecer una locura, pero a mi me funciona. Muchas veces, abusaba de la fruta pensando que era sanísima y no engordaba nada, pero no es así. No se explicar muy bien por qué, por que no soy nutricionista, pero a mi la fruta me frena mucho a la hora de perder peso, así que prescindo de ella. Obviamente, es muy importante tomar fruta, y cuando esté en el peso que debo la tomaré por que además me encanta; pero por el momento no lo hago. Para suplir las vitaminas y minerales de la misma, como verdura prácticamente en todas las comidas.

· Evitar comer entre horas. Esta es la parte mas dura, al menos para mi. Cuando comía mal, me notaba pesadísima y cansadísima y era por que toda mi energia estaba centrada en hacer la digestión, ya que comía muchísimo entre horas. Ahora evito en la medida de lo posible picar, como tres veces al día y generalmente me es suficiente; y si tengo mucha hambre o ansiedad, como jamón de york, pavo o algo limpio.

· Abandonar definitivamente los dulces y las “mierdas” en general. Tampoco hay que ser mega restrictivo, personalmente, si me apetece comerme un trozo de chocolate me lo como, pero sé que puedo hacerlo un día a la semana y ya.

· Beber muchísimo líquido. A mi el agua no me gusta, pero bebo muchas infusiones y refrescos con o sin gas pero siempre sin azúcar.

· Hacer ejercicio. Este punto reconozco no cumplirlo como debería. Cuando comencé a adelgazar, no veía oportuno hacer ejercicio por que sabía que con el peso que tenía lo mas probable era que me fastidiara las rodillas, así que lo que hago es salir a caminar una hora diaria a un paso ligero. Tengo intención de empezar a hacer algo mas de ejercicio ahora que he perdido peso y me veo mas capaz, pero hasta el momento he caminado y me ha ayudado mucho.

Dicho esto, yo empecé con esto un 3 de enero, y a día de hoy, voy bajados 16,8 kilos, es cierto que he adelgazado mucho en poco tiempo, pero no estoy haciendo nada del otro mundo para ello. No tomo absolutamente ningún producto para perder peso, ni pastillas naturales o infusiones, nada; pero es que cuando te sobran tantos kilos y tienes unos hábitos de alimentación tan pésimos como los que yo tenía, el cambio es radical. Sinceramente, estoy muy contenta y orgullosa. Aún me quedan unos cuantos para llegar al peso que debería tener, pero pasar de una 54 de pantalón a una 44 es increíblemente satisfactorio.

A todas las que estáis en la misma situación que yo estuve, os animo a que deis el paso y hagáis algo para estar sanas. Sé que es durísimo, pero de verdad, el esfuerzo merece muchísimo la pena. Espero que mi experiencia os ayude aunque sea un poquito, y si estáis en ello, os deseo lo mejor! <3 data-blogger-escaped-p=””>

Espero vuestros comentarios, un beso!